Medios, educación y confianza

Por María Sande. Hace poco, en un artículo sobre el rol de los medios en la llegada al poder de Trump, Silvia Chocarro hacía referencia a la importancia de la educación y la escuela a la hora de formar ciudadanía capaz de hacer una lectura crítica de los medios.

Y es que aunque es cierto que en la escuela aprendemos a leer, no lo es menos que leer “bien” la prensa va más allá  de relacionar las letras para formar palabras: implica separar lo importante de lo accesorio, aprender a buscar contexto y a relativizar, saber descifrar los intereses que pueden existir detrás de una noticia, de su relación con la actualidad, de la oportunidad de su aparición o su silenciamiento en un momento dado…

Todas estas son cosas que en nuestro país apenas nos planteamos a la hora de leer la prensa, escuchar la radio, ver la tele o buscar información en internet. Aunque la confianza en los medios de comunicación tradicionales sigue en claro retroceso en España (solo el 34% confía en la mayoría de noticias publicadas en los medios según un informe de la Universidad de Oxford para el Instituto Reuters), no tenemos el entrenamiento necesario para hacer este ejercicio de lectura crítica.

Ilustración de la Semana de la Prensa y los Medios de Comunicación en la Escuela®, Edición 2017

A una conclusión parecida han debido llegar hace 28 años en Francia, que desde 1999 celebra la Semana de la prensa y los medios de comunicación en la escuela®. Organizada por el CLEMI (que depende del ministerio de la Educación), esta Semana tiene como objetivo ayudar a estudiantes desde preescolar hasta el final del bachillerato, a entender el sistema de medios de comunicación, a entrenar a su pensamiento crítico, desarrollar su gusto por las noticias y forjar su identidad ciudadana.

Durante esta semana, cuya edición de 2017 tuvo lugar del 20 al 25 de marzo, se invita al profesorado de todos los niveles y de todas las disciplinas a participar en actividades de educación cívica que se llevan a cabo en las escuelas, institutos, o en las instalaciones de los propios medios.

Cerca de 1.850 medios de comunicación se inscriben cada año en la operación. Las empresas editoras de periódicos ofrecen más de un millón de periódicos y revistas. A través de una asociación con el Grupo La Poste (la empresa pública de gestión del correo) 43.000 paquetes de periódicos y revistas son distribuidos a las escuelas.

El CLEMI produce también un material de apoyo educativo que se envía gratuitamente a los centros inscritos, y desarrolla numerosas asociaciones con medios de comunicación para promover visitas a los medios de comunicación, debates, talleres de radio en internet, etc… Se trata de crear espacios de encuentro entre estudiantes y periodistas, y de aprender a crear periódicos, programas de radio o revistas en el ámbito escolar.

La edición 2017 tiene como hilo conductor la pregunta “¿De dónde viene la información?“. Las actividades y materiales propuestos se centran en reconocer las fuentes, en identificar la publicidad encubierta, la infoxicación y las teorías del complot, en la práctica del fact-checking y la relación entre concentración de los medios y pluralidad.

Para que la ciudadanía pueda confiar en el sistema de medios juegan factores diversos: la calidad objetiva de los medios de comunicación es principal, y su balance sale mal parado tras varios años de crisis y recortes en las redacciones.

Pero la calidad percibida subjetivamente por la ciudadanía no es menos importante. Y esta percepción depende de nuestra capacidad de hacer una lectura crítica de la información que aparece en los medios… Capacidad que puede crearse, entrenarse y aumentarse desde la escuela, si existe la voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *