Batallar contra la desinformación y el sensacionalismo

Por Red Acoge. Los medios de comunicación siguen siendo para mucha gente, la única fuente de información por cuál adquieren sus conocimientos, forman sus opiniones y descubren otras realidades. Desgraciadamente, en estos momentos presenciamos  discursos racistas y xenófobos en todas las esferas de la sociedad, en el discurso político, en las redes sociales, en el bar de la esquina y por supuesto, en los medios.

De esta realidad surgen iniciativas como Inmigracionalismo. Surge en el año 2014 y como de su nombre se desprende,  viene de la suma de palabras inmigración y sensacionalismo que es justo el tipo de información que se recogían en las  noticias. Una falta total de objetividad, de contexto, de lenguaje adecuado. Los medios de comunicación abusan de palabras bélicas al escribir noticias sobre personas extranjeras estos adjetivos construyen poco a poco un imaginario colectivo que ahora Inmigracionalismo está intentando desterrar.

No es una tarea fácil, en estos 3 años y con más de 3.500 noticias analizadas vemos cómo se sigue criminalizando a las personas inmigrantes bajo el calificativo de  “ilegales”, no hay término peor aplicado, pero sin embargo, del que mejor visualiza la imagen peyorativa de personas inmigrantes. ¿Cómo vamos a trabajar para la integración si ya tienen la etiqueta de ilegales?

El desconocimiento en algunos casos y la xenofobia pura y dura en otros, se ha materializado en que encontremos más del 50% de las noticias con una atención injustificada a la nacionalidad. Los rumanos roban, los colombianos tienen reyertas entre clanes y los moros de Marruecos no se integran. Ahí van dejando las semillas del racismo que luego se repiten en la calle. Lo he oído en la radio, el periódico dice… y el estereotipo, el prejuicio, el miedo y la aversión  ya está creada. En el análisis de los motivos, hay que tener en cuenta la precariedad en el sector de los medios, recortes de personal, falta de tiempo para formarse, imposibilidad de contrastar las fuentes, etc un análisis realizado por el propio sector, producto del focus goup realizado en el marco del proyecto.

En los casos que  hemos detectado Inmigracionalismo  se lo hemos hecho saber al profesional, y hemos ofrecido ayuda sobre todo a aquellos profesionales que desconocen términos y que abusan de fuentes gubernamentales.  Hemos escrito más de 200 mails alertando de los errores, ofreciéndonos a mejorar el tratamiento en las noticias y a trabajar juntos. Hemos enviado historias de personas inmigrantes para que amplíen su visión y  puedan aportar una visión más acorde a la realidad.

Estos años no han sido en balde, estamos cerca del que el  término ”inmigrante ilegal” comience a desaparecer de los medios. Hemos conseguido que términos belicistas como “asalto masivo” se utilice con menos frecuencia y que el contexto nos acerque la realidad. Esto se traduce en una opinión pública bien informada y crítica con las noticias de inmigración.

Nuestro siguiente paso es dar la oportunidad a esa opinión pública para que ellos y ellas mismos luchen contra el Inmigracionalismo, es decir, detecten las noticias mal contadas, los titulares sensacionalistas y el enfoque claramente xenófobo y racista reclamen al medio y a los y las periodistas, medidas y acciones para tener un periodismo justo. No todo vale, la pasividad de los medios permite que florezca un discurso de odio que afecta a la convivencia y cohesión social. Combatir la desinformación y el desconocimiento es algo intrínseco al PERIODISMO, aunque a veces haya que recordárselo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *